Saltar al contenido principal

Iglesia Cristiana de la Biblia Abierta Misión Colombia

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

Inicio
Acerca de nosotros
Actividades Iglesia
Portada
¿Eres Salvo? Averígualo
Atrévete a Evangelizar
Librería
Devocional Diario
Mensajes Bíblicos
Enseñanza Bíblica
De la Pluma del pastor
Seminario Bíblico
Biblia Animada para Niños
Videos testimonios
Recursos
Noticias
Peticiones de oración
Actividades Semanales
Donaciones
Póngase en contacto con nosotros
Reflexión diaria
Reflexiones de la Pastora
"CHAT" Miembros Iglesias
Virus del Papiloma Humano
                           
La Iglesia de Cristo
Gracias por contactarnos, les damos la bienvenida a la Comunidad Misionera 
de la Biblia Abierta en Bogotá, Colombia.
Es para nosotros un gozo y un privilegio el poder compartir la Palabra de Dios a través de estas páginas y ser usados por Dios en el establecimiento del Reino de los Cielos aquí en la tierra.
 
Las iglesias de la Biblia Abierta han estado por espacio de 82 años al servicio de la comunidad en todo el mundo y ahora estamos gozosos de poder establecer la Misión en Colombia.  
Gracias por unirse a nosotros, estamos para servirle                                                                
Jesús les ama.


                                                                                        Homenaje a las Madres 

 

 

  

Para ti Madre

 La mujer que teme al Señor es digna de alabanza.

 ¡sean reconocidos sus logros, 

y públicamente alabadas sus obras!

 (Proverbios 31:30 y 31)

                

Bienaventuranzas De las Madres

        Bienaventuradas son las madres que aman a Dios, porque sus hijos no ignoran al Creador.

        Bienaventuradas son las madres que aman la Palabra de Dios, porque sus hijos conocerán el camino, la verdad y la vida.

        Bienaventuradas las madres que aman la casa de Dios, porque sus hijos sentirán el poder de la oración y hallaran               

                                      Salvación.

        Bienaventuradas las madres que se complacen en contribuir en la obra de Dios, porque sus hijos serán generosos y

                                      colaborarán con la edificación del reino de Dios.

        Bienaventuradas las madres que tienen un altar de familia, porque serán recompensadas en esta vida y en la venidera.

        Bienaventuradas las madres que tratan de ser compañeras de sus hijos, porque así ellos alcanzarán la Sabiduría de Dios.

        Bienaventuradas las madres que luchan valientemente la batalla de la vida con fe firme y determinada, porque así sus hijos  

                                      sabrán donde encontrar fortaleza en tiempo de necesidad.

        Bienaventuradas las madres que al tener edad avanzada pueden mirar atrás en sus recuerdos y decir: “He criado a mis hijos

                                      en el temor de Dios”, por lo tanto, grande será herencia divina para ellas en el Reino de os Cielos.                


      ¡Atención!     ¡Atención!           Se busca un hijo

 

         Que sepa decir:   «Si mamá»

         Que respete a su madre y que inspire a otros a respetarla también.

         Que sepa escuchar los consejos de su madre y los ponga en práctica.

         Que haga sonreír a su madre de satisfacción y no llorar de amargura.

         Que pueda decir a su madre «Espera, madre, yo te ayudo»

         Que halague a su madre diciéndole: «que bonita estás hoy»

         Que sepa decir: «Gracias madre por esta sopa tan rica»

         Que aunque su madre no es perfecta, pueda reconocer y exaltar sus virtudes.

         Que aunque no tuviese a su mamá pueda verla en cada madre que encuentre a su alrededor.

         Que sepa reconocer las necesidades de su madre y considerarla.

         Que no solo espere recibir amor de su madre, sino que también le diga: «Madre te amo»

 

Los pastores y los miembros de la Iglesia de la Biblia Abierta, Misión Colombia,  Les desean a todas las madres en su día:

 

“Muchas Felicidades” 


Happy mothers day Dia de la Madre (Especial)feliz dia de las madres Dia de la Madre (Especial)

      

El Amor de una Madre virtuosa

 

      Cita bíblica: Isaías 49:15

"¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre?

 Aunque olvide ella, Yo nunca me olvidaré de ti."

 

 

 

Introducción: El amor de una madre es incomparable, solo lo supera el amor que Dios tiene por cada uno de Sus hijos. El amor de una madre es el que mas se asemeja al amor que Dios tiene por cada uno de nosotros.

A Dios le ha placido depositar sobre las madres un amor que le permite hacer todo por un hijo y eso es algo que tenemos que reconocer y valorar en esta fecha conmemorativa.
 
 
La mejor descripción del amor de una madre hacia sus hijos y su familia está ejemplarizada con lujos de detalles en las palabras del Rey Lemuel elogiando a su madre en el Proverbio 31:10-31.  Lo transcribimos textualmente, ya que no necesita ninguna explicación:
 
Elogio de la mujer virtuosa
"10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.
11 El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.
12 Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida.
13 Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos.
14 Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos.
15 Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas.
16 Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos.
17 Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos.
18 Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche.
19 Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca.
20 Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso.
21 No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles.
22 Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido.
23 Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra.
24 Hace telas, y vende, Y da cintas al mercader.
25 Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir.
26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua.
27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde.
28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba:
29 Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas.
30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Dios, ésa será alabada.
31 Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos."
 
La Palabra de Dios dice que los padres somos llamados a bendecir a nuestros hijos, y en estos ejemplos vemos que Dios confirma Su Palabra escuchando el clamor y las oraciones de las madres por sus hijos:
 
a) El amor de Agar por su hijo  (Génesis 21: 14-20).
Abraham tuvo un hijo con Agar la sierva de Sara.  Agar y su hijo Ismael fueron echados de la casa de Abraham al desierto de Beerseba y estuvieron muy cerca de morir de sed.
Dios escuchó el clamor de Agar y les envió agua a través de un manantial en el desierto. Además Dios le dio algo que ella no habia pedido, le profetizó que de Ismael haría una gran nación. El amor de madre de Agar por su hijo Ismael desató la bendición de Dios.
 
"14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro,
y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba.
15 Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho debajo de un arbusto,
16 y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No veré cuando el muchacho muera.
Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró.
17 Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar?
No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.
18 Levántate, alza al muchacho, y sostenlo con tu mano, porque yo haré de él una gran nación.
19 Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho.
20 Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en el desierto, y fue tirador de arco."
 
b) El amor que tuvo por él la madre de Moisés  (Éxodo 2:1-10).
Los egipcios esclavizaban al pueblo de israel que se multiplicaba, lo cual no era de agrado para Faraón quien mandó matar a todos los niños varones que nacieran. Una madre de la tribu de Leví tuvo un hijo varón y lo escondió por tres meses y no pudiendo ocultarle por más tiempo, lo colocó en una cuna y lo puso en el río. El niño fue rescatado de las aguas por la hija de Faraón. Este varón fue llamado Moisés y fue criado por su propia madre.
El amor de madre de Moisés, movió el corazón de Dios, el cual le protegió de la muerte por parte de Faraón, y le convirtió en el guía e intercesor ante Dios por su pueblo, Israel, para ser liberado de la esclavitud egipcia, y ser llevado por el desierto hacia la tierra prometida de Canaán.
 
"1 Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví,
2 la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses.
3 Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea,
y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río.
4 Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería.
5 Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río,
vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase.
6 Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste.
7 Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño?
8 Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño,
9 a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió.
10 Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo:
Porque de las aguas lo saqué."
 
c) El amor que tuvo la madre de Samuel por él   (1 Samuel 2:18-19).
Cada año, sin falta, la madre del profeta Samuel le tejia una túnica y se la llevaba al templo donde el ministraba en la presencia de Dios.
 
"18 Y el joven Samuel ministraba en la presencia de Dios, vestido de un efod de lino.
19 Y le hacía su madre una túnica pequeña y se la traía cada año,
cuando subía con su marido para ofrecer el sacrificio acostumbrado."
 
d) El amor de la madre en el tiempo de Salomón  (1 Reyes 3:23-27).
La disputa entre dos mujeres reclamando la potestad de un hijo, muestra la Sabiduría del Rey Salomón para impartir la justicia de Dios y dice también del verdadero amor de una madre por su verdadero hijo.
 
" 23 El rey entonces dijo: Esta dice: Mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto; y la otra dice: No, mas el tuyo es el muerto,
y mi hijo es el que vive.
24 Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada.
25 En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra.
26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo),
y dijo: !Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.
27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre."
 
e) El amor de la madre cananea  (San Mateo 15: 22-28).
El inmenso amor de una madre por su hija, su insistencia y fe en Jesús, hace que se accione el milagro de liberación y sanación.
 
"22 Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole:
¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio.
23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose sus discípulos, le rogaron, diciendo:
Despídela, pues da voces tras nosotros.
24 El respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel.
25 Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme!
26 Respondiendo él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos.
27 Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.
28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres.
Y su hija fue sanada desde aquella hora."
 
f) El valor que tuvo la madre de Jesús para poder soportar los padecimientos de su hijo  (San Juan 19: 25).
El amor mostrado por la María la madre de Jesús, nos enseña que solo el amor por un hijo permite soportar tanto sufrimiento como el de presenciar el sacrificio de su hijo de una forma tan brutal como a la que fue sometido el Hijo del Hombre.
 
"25 Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena.
26 Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre:
Mujer, he ahí tu hijo.
27 Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.
28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese:Tengo sed.
29 Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja,
y poniéndola en un hisopo, se la acercaron a la boca.
30 Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu."
 
Ante esto, ¿Qué actitud deberíamos tener hacia una madre?
Esta fecha es una bonita oportunidad para que reflexionemos sobre el amor que nuestras madres han tenido para con nosotros desde muy antes de nuestro nacimiento y que se mantiene por toda la vida. Si no hemos reconocido ni retribuido los esfuerzos que hacen las madres, comencemos hoy a ser mejores hijos, para que ellas tengan el gozo cumplido.
 
II. Deberes de los hijos
Esta conmemoración también es oportuna para que recordemos y apliquemos lo que dice la Palabra de Dios y que puede hacer que nuestras madres tengan una vida más decorosa, lo cual nos dejaría una gran satisfacción al hacer feliz a nuestra progenitora. Veamos:
 
a) Honrar a nuestra madre  (Éxodo 20:1 y 12)
" 1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo:
12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da."
 
b) Temer en actitud de respeto a nuestra madre (Levíticos 19:1-3)
"1 Habló Dios a Moisés, diciendo:
2 Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo el Señor vuestro Dios.
3 Cada uno temerá a su madre y a su padre, y mis días de reposo guardaréis. Yo el Señor vuestro Dios."
 
c) No deshonrarla (Deuteronomio 27: 16)
"16 Maldito el que deshonrare a su padre o a su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén."
 
d) No menospreciar la enseñanza de nuestra madre  (Proverbios 30: 17)
"17 El ojo que escarnece a su padre Y menosprecia la enseñanza de la madre,
Los cuervos de la cañada lo saquen, Y lo devoren los hijos del águila."
 
e) Obedecerle (Efesios 6:1-3)
"1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.
2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra."
 
Conclusión:
Sin duda la madre es un regalo de Dios, su amor hacia nosotros es muy grande por lo cual debemos honrarla no solo en un día especial, sino cada día de su existencia, para que de esta manera podamos agradar a Dios.
  Click aquí para consultar la Biblia

 


 Enseñanza bíblica básica

 Devocional       Libros            Instituto Bíblico   Mensajes Bíblicos             Recursos      Reflexión Diaria       Enseñanza Bíblica          Discipulado                  
              
 

 
Enseñanza bíblica formalizada
 
__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Visitas desde Febrero 2010

''''''______________________''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''''