Saltar al contenido principal

Iglesia Cristiana de la Biblia Abierta Misión Colombia

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

Inicio
Acerca de nosotros
Actividades Iglesia
Portada
¿Eres Salvo? Averígualo
Atrévete a Evangelizar
Librería
Devocional Diario
Mensajes Bíblicos
Enseñanza Bíblica
De la Pluma del pastor
Seminario Bíblico
Biblia Animada para Niños
Videos testimonios
Recursos
Noticias
Peticiones de oración
Actividades Semanales
Donaciones
Póngase en contacto con nosotros
Reflexión diaria
Reflexiones de la Pastora
"CHAT" Miembros Iglesias
                         
La Iglesia de Cristo
Gracias por contactarnos, les damos la bienvenida a la Comunidad Misionera 
de la Biblia Abierta en Bogotá, Colombia.
Es para nosotros un gozo y un privilegio el poder compartir la Palabra de Dios a través de estas páginas y ser usados por Dios en el establecimiento del Reino de los Cielos aquí en la tierra.
 
Las iglesias de la Biblia Abierta han estado por espacio de 82 años al servicio de la comunidad en todo el mundo y ahora estamos gozosos de poder establecer la Misión en Colombia.  
Gracias por unirse a nosotros, estamos para servirle                                                                
Jesús les ama.

 

___________________________________________________________________________________________________________________________________________


 

REFLEXIÓN SOBRE EL HOMENAJE A LOS PADRES EN SU DIA

 

 

    Para ti Padre

        Bienaventurado todo aquel que teme al Señor, Que anda en Sus caminos.

        Cuando comieres el trabajo de tus manos,

        Bienaventurado serás, y te irá bien.

       Tu esposa será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa;

       Tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.

       He aquí que así será bendecido el hombre que teme al Señor.

       Que el Señor te bendiga desde Su Santo Monte,

      Y veas el bien y la prosperidad todos los días de tu vida,

      Y vivas para ver a los hijos de tus hijos. Amén.

                                                                     Salmo 128

 


   

Bienaventuranzas  Dlos Padres  

          

Bienaventurados son los Padres que aman a Dios, porque sus hijos no ignoran al Creador.

Bienaventurados son los Padres que aman la Palabra de Dios, porque sus hijos conocerán el camino, la verdad y la vida.

Bienaventurados los padres que aman la casa de Dios, porque sus hijos sentirán el poder de la oración y encontrarán Salvación.

Bienaventurados los padres que se complacen en contribuir en la obra de Dios, porque sus hijos serán generosos y colaborarán con

la edificación del reino de Dios.

Bienaventurados los padres que tienen un altar de familia, porque serán recompensados en esta vida y en la venidera.

Bienaventurados los padres que tratan de ser amigos de sus hijos, porque así ellos alcanzarán la Sabiduría de Dios.

Bienaventurados los padres que luchan valientemente la batalla de la vida con fe firme y determinada, porque así sus hijos sabrán

donde encontrar fortaleza en tiempo de necesidad.  

Bienaventurados los padres que al tener edad avanzada pueden mirar atrás en sus recuerdos y decir: “He criado a mis hijos en el

temor de Dios”, por lo tanto, grande será la herencia divina para ellos en el Reino de os Cielos.

 


¡Atención! ¡Atención! Se busca un hijo

Que sepa decir: «Si papá»

Que respete a su padre y que inspire a otros a respetarlo también.

Que sepa escuchar los consejos de su padre y los ponga en práctica.

Que haga sonreír a su padre de satisfacción y no llorar de amargura.

Que pueda decir a su padre «Espera, padre, yo te ayudo»

Que halague a su padre diciéndole: «que elegante estás hoy»

Que sepa decir: «Gracias padre por compartir este día conmigo»

Que aunque su padre no es perfecto, pueda reconocer y exaltar sus virtudes.

Que aunque no tuviese a su padre pueda verlo en cada padre que encuentre a su alrededor.

Que sepa reconocer las necesidades de su padre y considerarlo.

Que no solo espere recibir amor de su padre, sino que también le diga: «Padre te amo»

 


Sabiduría de los padres hacia los hijos   (Proverbios 4:1-27)

4:1 Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, Y estad atentos, para que conozcáis cordura.

4:2 Porque os doy buena enseñanza; No desamparéis mi ley.

4:3 Porque yo también fui hijo de mi padre, Delicado y único delante de mi madre.

4:4 Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones, Guarda mis mandamientos, y vivirás. 

4:5 Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca;

4:6 No la dejes, y ella te guardará; Amala, y te conservará.

4:7 Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia.

4:8 Engrandécela, y ella te engrandecerá; Ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado.

4:9 Adorno de gracia dará a tu cabeza; Corona de hermosura te entregará.

4:10 Oye, hijo mío, y recibe mis razones, Y se te multiplicarán años de vida.

4:11 Por el camino de la sabiduría te he encaminado, Y por veredas derechas te he hecho andar.

4:12 Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos, Y si corrieres, no tropezarás.

4:13 Retén el consejo, no lo dejes; Guárdalo, porque eso es tu vida.

4:14 No entres por la vereda de los impíos, Ni vayas por el camino de los malos.

4:15 Déjala, no pases por ella; Apártate de ella, pasa.

4:16 Porque no duermen ellos si no han hecho mal, Y pierden el sueño si no han hecho caer a alguno.

4:17 Porque comen pan de maldad, y beben vino de robos;

4:18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

4:19 El camino de los impíos es como la oscuridad; No saben en qué tropiezan.

4:20 Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.

4:21 No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón;

4:22 Porque son vida a los que las hallan, Y medicina a todo su cuerpo.

4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

4:24 Aparta de ti la perversidad de la boca, Y aleja de ti la iniquidad de los labios.

4:25 Tus ojos miren lo recto, Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.

4:26 Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos.

4:27 No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; Aparta tu pie del mal.

 

Los pastores y los miembros de la Iglesia Misionera de la Biblia Abierta,

Misión Colombia, Les desean a todos los padres en este mes:

“Muchas Felicidades”

 

Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre,

Y no dejes la enseñanza de tu madre;

Átalos siempre en tu corazón, enlázalos a tu cuello.

Te guiarán cuando andes; cuando duermas te guardarán;

Hablarán contigo cuando despiertes.

(Proverbios 6:20-22)


Reflexión para los padres

 

Mi labor como padre

En Proverbios 31:10 se habla de las virtudes de la mujer, de las cualidades que caracterizan a la mujer virtuosa y de lo hermoso que se describe aquí a la mujer; leyendo esto el Señor ha inquietado mi corazón, y han surgido cantidad de cuestionamientos sobre mi labor como padre y pensé:

¿Será posible que el hombre como padre de familia podrá alcanzar un grado similar al de la mujer virtuosa?.

¿He sido un buen padre?

¿Soy respetado por mis hijos?

¿El corazón de mi esposa esta confiado en mí?

¿Mi lámpara no se apaga de noche?

¿Se levantan mis hijos y me llaman bienaventurado, y mi esposa también me alaba?

¿Muchos padres han hecho el bien, pero será que yo sobrepaso a todos?

 

El día del padre es un día muy especial para recibir regalos, recibir cariño como padres que somos, todo eso es bueno y nos estimula a ser mejores padres, pero solo es parte del galardón que debemos recibir como padres, el galardón mayor será cuando Dios nos cuestione por nuestro comportamiento como padres.

¿Cómo están tus hijos en la Palabra de Dios?, ¿Son temerosos de Dios?, es más,

¿Soy yo temeroso de Dios para educar a mis hijos?.

Algunas de las funciones principales que tenemos como padres son las de educar, disciplinar y ser proveedor, pero las dos primeras algunos padres las han olvidado.

En Proverbios 22:6 Dios dice:   "Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de él."

En algunos países colocan pancartas gigantes a la entrada de las cárceles, en las cortes y juzgados, basadas en este proverbio, que dicen: "Enseñad y corregid al niño y no tendréis que castigar al hombre"

Nos vasta no más con mirar a nuestro alrededor, leer las noticias y los periódicos, para enterarnos de: Suicidios, asaltos, secuestros, maltrato, divorcios, abortos, niños sin padres, juventud en drogas, indigencia, ruina, pobreza, miseria, etc, y preguntamos:

¿Dónde estaban los padres de estos jóvenes? y tendremos que respondernos con otra pregunta:   ¿Dónde estoy yo?

¿Qué podemos hacer para ayudar a bajar tan siquiera un poco estas estadísticas negativas?

Algo que podemos hacer es clamar a Dios hasta el quebrantamiento.

Dicen que los hombres no deben llorar, pero la Bíblia dice lo contrario:  En 2-Samuel 15:30-31 dice que:

David lloraba por su hijo Absalón. Absalón desacreditó a su padre.

David lloraba y subía al monte de los Olivos, clamaba y subía.

Absalón tenía una mala amistad, Ahitofel (17:1-2), que le aconsejaba para conspirar contra David, matarlo y arrebatarle el trono (17:2). Esto le conllevó a la muerte de Ahitofel (17:23) y de Absalón (18:15).

Después de esto, David volvió a llorar, pero esta vez de tristeza por la muerte de su hijo.

Cada vez que tu lloras clamando al Señor por tus hijos, tu subes y tus hijos también subirán, no esperes hasta que estén perdidos o muertos.

 

En Juan 11:35 (uno de los versículos más cortos en la Biblia) dice que: "Jesús lloró"

Necesitamos cambiar nuestro modo de adorar a Dios, Dios ordena y yo obedezco.

Enseña a tus hijos a clamar y quebrantarse en la presencia de Dios, el día que pares de clamar, no podrás hablar a tus hijos, tu corazón será de piedra.

¿Hace cuanto que no clamas y te quebrantas delante de Dios?, ¿o quizás nunca lo has hecho?, ¿Has derramado lágrimas en oración y clamor a Dios por tus hijos y por tu esposa?

Comienza hoy a clamar y llorar por tu matrimonio, por tus hijos que quizás se estén perdiendo, derrama lágrimas en la presencia de Dios, con esto estarás dando un paso adelante como padre.

Clama y quebrántate en la presencia del Señor, clama por tus hijos, padres, hermanos, clama por otras familias que estén pasando por dificultades con sus hijos, si haces esto de corazón y creyendo que el Señor obrará en justicia, Dios te dará la paz que sobrepasa todo entendimiento y tendrás tranquilidad por haber hecho algo que al Señor le agrada (Filipenses 4:6-7). Amén.

El Señor nuestro Dios les continúe bendiciendo abundantemente padres.


Enseñanza bíblica básica


 Devocional       Libros            Instituto Bíblico   Mensajes Bíblicos             Recursos      Reflexión Diaria       Enseñanza Bíblica          Discipulado                  
              
 

 
Enseñanza bíblica formalizada
 
 

 

Visitas desde Febrero 2010